Relaciones consulares

La comunidad francesa en el extranjero está en constante progreso: ha doblado en veinte años sus efectivos, para alcanzar hoy en día 1,6 millones de inscritos contando con una población de 2,5 millones de compatriotas.

 

Con 220 asentamientos, nuestro país posee una de las más importantes redes consulares en el mundo. En América Latina y el Caribe, nuestra comunidad ha crecido de igual manera. Somos ahora 101 084 franceses, es decir  más de 10% más que en 2010.

 

La misión de servicio público de correos cuando es asumida con vitalidad es uno de los vectores de mayor progreso económico y social para nuestro país ya que favorece el funcionamiento armonioso de la sociedad y favorece la solidaridad.

 

Lo que hemos hecho

 

El despliegue del dispositivo consular para tener en cuenta las tendencias demográficas es totalmente justificado, por lo tanto no conduce al cierre brutal de misiones consulares, como es el caso de Nicaragua, del Salvador o de Paraguay. El acceso al servicio público consular debe mantenerse accesible a la mayoría, a la imagen de lo propuesto a nivel territorial francés tomando en cuenta la evolución de la sociedad como de la tecnología para responder de manera óptima a las necesidades protegiendo a los que trabajan en esto.

 

Los mismos objetivos de modernización y de optimización se aplican en la administración de los Franceses en el Extranjero y en el territorio francés. La desmaterialización de algunos trámites en el marco de medidas de simplificación administrativa facilita el acceso a los servicios consulares y la racionalización de la gestión de la carga de trabajo para el personal consular.

 

El proyecto MAEDI 21, cuya finalidad es adaptar nuestra diplomacia a los retos del siglo XXI se fijó como objetivo la puesta en marcha de verdaderos consulados numéricos. La primera medida fue poder inscribirse vía internet en el registro de franceses establecidos fuera de Francia por medio de la página web monservicepublic.fr y así facilitar las comunicaciones con el servicio central del Registro Civil, las prefecturas y los notarios por vía electrónica.

 

Para la simplificación de procedimientos, el final de la doble presencia física para la entrega de un pasaporte ha sido notariada, así mismo como la suspensión de la comparecencia personal: próximamente los pasaportes podrían ser enviados vía correo seguro para los compatriotas inscritos en el registro de Franceses en el extranjero establecidos fuera de Francia cuando las condiciones de seguridad de un país así lo permitan.

 

Para mejorar la acogida de nuestros compatriotas en los consulados, con la aplicación del referencial Marianne : para un recibimiento cortés, informaciones claras, plazos garantizados, horarios adaptados, una prueba está en curso en nueve misiones diplomáticas.

 

La página web retourenfrance.fr fue lanzado a inicios de 2016 con el fin de balizar el retorno de nuestros compatriotas en el Hexágono informándoles sobre los principales trámites a realizar. Diez propuestas fueron ya puestas en marcha para facilitar la reinserción y más de cuarenta están en curso de procesamiento.

 

La protección de las empresas francesas constituyó una prioridad, así como la puesta en marcha de la herramienta Ariane, cuya frecuentación se triplicó en el transcurso del quinquenio. Permite informar a nuestros compatriotas en tiempo real, sobre su lugar de destino, de cualquier situación susceptible de afectar su seguridad y de poder darles consejos de comportamiento.

 

Lo que haremos

 

Acentuar la simplificación de los trámites; extender las responsabilidades de los cónsules honorarios para la instrucción de los expedientes, la entrega de actas y su respectiva certificación, responsabilizar sobre la ayuda social y las becas escolares; desplegar una nueva generación de valija ITINER, con el fin de facilitar el manejo y la simplicidad del uso de este material que permite organizar las giras consulares en las ciudades de provincia.

 

Proponer la creación de una ayuda financiera específica para permitir a los puestos consulares de responder a las necesidades de los franceses en situación de dificultad cuando las autoridades locales fallan. La  aplicación de un fondo de indemnización específico destinado a los franceses establecidos fuera del territorio nacional : los ciudadanos particulares así como los gerentes de empresas son duramente impactados por fenómenos naturales sin que sus casos sean la repatriación inminente por indigencia. Dicho de otra forma, una estrategia ambiciosa y realizada, partiendo de las necesidades de nuestros compatriotas, para asegurar la calidad del servicio.

 

Más un consulado es igualmente una vitrina de Francia en particular de su servicio de visas. Mejorar las condiciones de recibimiento de los solicitantes de visados tomando en cuenta las exigencias ligadas al atractivo, a la influencia y al desarrollo económico de Francia, por ejemplo reduciendo los tiempos de espera para una cita, permitiendo así mayor movilidad.