DECLARACIÓN DE LA CANDIDATA

Declaración de candidatura para la elección primaria entre candidatas de la Federación de los Franceses del Exterior

 

 

Compañera, compañero,

 

Presento ante ustedes mi candidatura para las elecciones primarias de la Federación de los Franceses del Exterior (FFE), ejercicio democrático adoptado por nuestro Partido con el objetivo de establecer entre las compañeras la candidatura con más posibilidades de ganar en las próximas elecciones legislativas en 2017, en la 2da circunscripción.

 

Hija de militantes socialistas, sindicalistas, profundamente republicanos y laicos, participé activamente desde mi  primer año de universidad en la UNEF-ID, durante esta época las manifestaciones contra el Ministro Devaquet movilizaban particularmente Paris III- Censier donde cursé mis estudios.

 

Luego de doctorarme en literatura latino-americana contemporánea, – me enfoque en la investigación de la presencia de lo político en las obras de las mujeres escritoras -, en 1999 me radiqué en Ecuador, donde me contactaron rápidamente tanto la sección PS a la cual he adherido como de la Asociación Democrática de los Franceses del Exterior (ADFE). Un año más tarde, fui electa Presidente de la ADFE el año siguiente : desde entonces, he aprendido, como muchos de ustedes, en el terreno, asistiendo a las comisiones consulares para defender la situación de nuestros compatriotas, asegurando nuestra presencia en el seno del Consejo de Establecimiento del colegio francés de Quito, movilizando padres de familia y articulando con los sindicatos de profesores. A lo largo de los años, la sección ha desarrollado numerosas actividades, en diversos campos, incrementando los intercambios entre las instituciones francesas y la sociedad civil local.

 

Paralelamente, mi vida profesional fue evolucionando: primera docente universitaria en literatura  y profesora de francés en instituciones públicas y privadas, más tarde me desenvolví como agregada de cooperación educativa y universitaria para la Embajada de Francia; participo permanentemente como conferencista  e invitada en medios de comunicación locales. Publiqué un libro sobre escritura de mujeres y política, el cual obtuvo el premio Manuela Sáenz (figura histórica de la lucha para la libertad) de la ciudad de Quito en la categoría « mejor ensayo sobre un tema ligado a las mujeres ». Hay que recalcar que la lucha por los derechos de las mujeres es parte de mi constante en mi accionar académico y político, ya que considero que la situación de inequidad que enfrentan las mujeres, no solo en América Latina sino también en Francia, sigue siendo una realidad que debe ser superada, porque estoy convencida que una ciudadanía plenamente asumida es un factor de progreso para el conjunto de la sociedad.

 

Asimismo, por mi compromiso y apoyo en favor de la elección del Presidente Rafael Correa, fui llamada a colaborar como Asesora de Relaciones Internacionales y Cooperación durante el periodo de la única ministra socialista del gobierno, a la cabeza del Ministerio de la Cultura. Actualmente ocupo la misma función en el Ministerio de Educación Superior, Ciencias, Tecnología e Innovación. Ser asesora ministerial de un gobierno de izquierda es una experiencia excepcional en la medida que permite visualizar las dificultades propias al ejercicio del poder, a la puesta en práctica de las ideas, y de las políticas públicas para el beneficio colectivo del público más amplio y con una proyección más extensa en el tiempo. Además, el hecho de trabajar, además, en el sector internacional, el corazón mismo de las problemáticas de la integración regional y la cooperación sur-sur, me permitió entretejer números nexos en todo el continente, región rica por su diversidad cultural y homogénea históricamente y lingüísticamente, lo que favorece los intercambios.

 

En tiempos electorales, he trabajado para activar la movilización de nuestros compatriotas, dando apoyo para la elección de Brigitte Saiz como Consejera en la Asamblea de los Franceses del exterior para la zona andina (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela) en 2009. Posteriormente a Sergio Coronado en 2012 para las legislativas de nuestra circunscripción. En las elecciones presidenciales de 2007 y 2012, logramos el triunfo de Ségolène Royal  y François Hollande en lugares tradicionalmente de derecha.

 

En 2014, el desafío de la elección de los Consejeros Consulares ha sido una grande aventura colectiva en su dinámica: tomamos en cuenta todos los sectores y el conjunto del país. La labor realizada desde hace años en el seno de Français du Monde me ha conferido el apoyo de mis compatriotas, en particular el de aquellos quienes acompañe en sus dificultades cotidianas. La lista Français du Monde que yo encabece, ganó 2 de los 3 escaños, ejemplo único en el continente parar un solo país.

 

Este compromiso para Français du Monde, a nivel local, se consolidó con mi elección en el seno del Consejo de Administración de Français du Monde, donde hay poca gente electa proveniente de América Latina, luego en 2015 en el Buro Nacional. Mi prioridad fue siempre visibilizar las preocupaciones propias de los compatriotas de la circunscripción, pero también promover ideas y temas nuevos, siempre enfocados en la solidaridad, la igualdad y la diversidad cultural, valores de la asociación con los cuales me identifico plenamente.

 

Paralelamente, en 2013, logramos activar de nuevo la sección PS, « la más alta del mundo »,  entre otras propuestas con la idea de realizar una universidad de verano. Más allá de las reuniones  internas para tratar sobre temáticas propios a Francia y a las Francesas y Franceses del exterior, la sección se caracteriza desde siempre por su apertura al debate, a los encuentros ciudadanos e  intercambios con otras organizaciones políticas y asociativas. Integre el Buro Federal de la FFE en 2015, encargada de la Coordinación de los Electos en un primer tiempo, y luego de la renuncia de una compañera, responsable de la formación. He organizado la primera parte en enero de 2016 y la segunda parte será durante nuestra próxima Convención federal y estará acompañada de una guía para los militantes.

 

Que sea en Paris o en Quito, es la relación, el intercambio, el trabajo en el terreno, la cercanía que vuelven interesante a toda idea e iniciativa, sin importar a que escala. La comunidad de Ecuador, sin punto de comparación con los números que representan México, Brasil, Argentina o Colombia por ejemplo, sigue movilizada, abierta sobre el país, comprometida con la sociedad civil, diversa en sus perfiles y siempre en movimiento. Mi estatus de electa ofrece mayores posibilidades de contacto con las instituciones francesas y la administración local, pero también con las empresas, la educación, la economía justa y solidaria, la cultura, el voluntariado, toda una red de personas que necesitan ayuda  y con quien intercambiar para aprovechar de su experticia, conocimientos e iniciativas. Por el conjunto de estas acciones, así como por el hecho de haber defendido casos sensibles, he recibido el reconocimiento de Caballera del Orden del Merito de las propias manos del Ministro Matthias Fekl durante su visita al país.

 

Es con la misma línea que deseo comprometer a nivel de la circunscripción.  Es el sentido que doy al trabajo de alguien electo, ponerse a disposición y a la escucha, buscar soluciones que sean útiles individualmente y provechosas para la mayoría, hacer audible una comunidad francesa comprometida con su país de residencia y a la vez fuertemente ligado a Francia.  Se trata  de poner de manifiesto el potencial de este continente, su riqueza humana, social y cultural, un entramado del cual el mundo político francés desconoce sus cualidades. Existe dos aspectos en comprensión de las problemáticas de la representación de las Francesas y Franceses del Exterior : por un lado el cotidiano y la cercanía y del otro la similitud de condiciones y situaciones que ofrecen la posibilidad de promover reformas para el beneficio del máximo de gente. A pesar de los avances, los desafíos son más grandes aún en nuestros países : la situación de los colegios franceses  a veces complicada por su estatuto y el desinterés de la AEFE para esta región del mundo, el acceso a la educación para los niños en general, la acción social poco presente o inexistente en los países de residencia, la seguridad de las personas debido a una delincuencia violenta y a catástrofes naturales, el conjunto de dificultades encontradas por los compatriotas en su vida cotidiana, en el seno de su hogar, de su trabajo, de su barrio.

 

Si tuviera que definirme, diría que soy una mujer socialista consciente de las realidades y desafíos de mi país de residencial, de mi circunscripción latino-americana y de Francia. Soy también binacional por libre elección y considero que es una oportunidad, no solamente para los individuos sino también para las sociedades de poder contar con ciudadanas y ciudadanos con identidades y nacionales diversas.

 La critica sistematica, las predicciones de fracaso, la amargura me parecen actitudes contra productivas, creo que es más pertinente decidir avanzar, ser creativo frente a los desafíos, crear alianzas y sumar destrezas, construir colectivamente para ir más rápido y más lejos.

 

Ser socialista no consiste a mostrar una solidaridad de fachada, generosamente abstracta, al contrario : se trata en cada gesto de la vida cotidiana, tanto en nuestro propio entorno como en una perspectiva internacional de trabajar sin cesar para reducir injusticias e inequidades, volver a poner el ser humano en el centro  de las decisiones, hacer perene las buenas soluciones, sentirse parte de una comunidad humana. Las paredes se empujan desde adentro, con, para retomar la famosa frase de Antonio Gramsci «el pesimismo de la inteligencia y el optimismo de la voluntad. »